bikini bañador traje de baño verano 2020

Historia del bañador y del bikini: del más al menos para un verano 10

El bikini es, quizá, la prenda de baño más extendida en la última década, por encima del bañador, del que toma relevo y al que ha estado ligado desde el nacimiento de los trajes de baño en el siglo XIX. Sigue leyendo, te desvelamos la historia del bañador y del bikini.

Bikini, bañador, la historia de los trajes de baño te espera

Llega el verano y nos enfundamos el bañador o el bikini en un gesto que supone libertad, la bienvenida a la estación estival y el comienzo de una etapa feliz en la que disfrutamos de playas, piscinas o cualquier otro lugar en el que bañarnos, tomar el sol y sonreír, pero, ¿te has parado a pensar de dónde viene el traje de baño?

Hace más de cien años la mujer no podía bañarse libremente en lugares públicos por considerarse obsceno al mostrar las curvas de una mujer sometida a una sociedad crítica y el nacimiento de los trajes de baño nacerán ligados a dos aspectos fundamentales: la creencia de que el agua del mar era positiva para tener hijos y mejorar la salud que supondrá un avance en el posterior desarrollo de bañadores y bikinis. Así, será en Massachusetts donde Annette Kellerman, nadadora profesional australiana, quien tomase las riendas de una reivindicación femenina hasta entonces callada en forma de traje de baño más ajustado, que realzaría las curvas femeninas y daría la libertad que hasta entonces no daban los trajes de baño. Pero, ¿cuál es su evolución del bañador hasta llegar a la denominada “Operación Bikini” tan generalizada en los últimos años?

Historia del bañador y del bikini: más de cien años llenos de valor

Las primeras prendas de baño, nacidas en la segunda mitad del siglo XIX, nacían marcadas por una sociedad machista en la que la mujer lucía camisola, medias y pantalón largo únicamente para bañarse, del mismo modo que hacían los hombres.

Ya en la primera década del siglo XX, los bañadores toman cuerpo para nadar, comenzando la primera revolución femenina en torno a las prendas de baño eliminando las medias y el pantalón anteriormente mencionado. En la década de los años 20, el traje de baño se convierte en un bodie hasta el muslo y broncearse se toma como una práctica habitual, especialmente gracias a la diseñadora francesa de alta costura Coco Chanel.

El mundo del cine sería también clave en la expansión del bañador como prenda de baño en el Hollywood de los años cuarenta, con bañadores ceñidos.  Además, esta década viene de la mano del bikini, una prenda revolucionaria presentada en 1946 por Louis Réard, ingeniero francés, que curiosamente no tendría su verdadera revolución hasta los años 70. Así, en la década de los cincuenta el sujetador y la braguita alta se imponen en las poblaciones más turísticas del Mediterráneo sin llegar a tener un impacto significativo (el fin de la II Guerra Mundial influiría en un reducido impacto de una prenda de baño que posteriormente triunfaría).

La década de los sesenta sería clave gracias al desarrollo del monokini y la consagración del bikini como prenda de baño, todo ello en consonancia con el florecimiento de una pujante industria turística en todo el mundo desarrollado. Sin embargo, sería la famosísima Úrsula Andress quien pusiera el bikini, en 1962, en el mapa mundial con su aparición en “Doctor No”, película del floreciente agente británico James Bond, junto a Sean Connery.  Ésta podría ser considerada como la época de mayor destape de las prendas de baño gracias al tanga y la normalización del topless como práctica veraniega.

Los últimos treinta años han sido especialmente relevantes en la existencia y consolidación del bikini como prenda de baño favorita elegida por todas las mujeres debido a que permite marcar las curvas femeninas y tomar el sol de forma uniforme durante el verano, tomando como referencia a estrellas televisivas mundiales. Tras esta popularización, surgen prendas como el trikini o el burkini, que suponen la libertad en el mundo occidental, por un lado, y la consolidación de la prenda de baño en el mundo musulmán, por el otro.

Nueva colección de bañadores y bikinis de verano 2020

Este periodo estival podrás encontrar la nueva colección de bañadores y bikinis de verano 2020 de Ysabel Mora donde resurgen los estampados florales tanto en bañadores y bikinis como en tus vestidos playeros así como las rayas y los lunares, que van íntimamente ligados al negro. Además, encuentra en nuestro catálogo los modelos de bikinis con push up más espectaculares o los bañadores más coloridos… ¡y a disfrutar del verano!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar